lunes, 2 de enero de 2012

En principio

Me declaro en rebeldía, en profunda desintonía, ingobernable.
Me declaro desierta y despierta. Inhóspita e inhabitable.
Me declaro en bancarrota de emociones. Cuenta en rojo sin razones.
Me declaro tácita de abrazos y ternuras. Huérfana de hombres y pasiones.
Me declaro error de cálculo, batalla perdida.
Me declaro caída, vencida, agobiada y aterida.
Y declaro todo esto para que vengas
me reinventes, signifiques, domestiques.
Te declaro conquistador, vencedor,
rey de espadas, cruzado, confederado.
Plantá bandera y caigo rendida.




6 comentarios:

Mina H. dijo...

Ni vencedores vencidos, no conquistadores conquistados. Lo bueno de amor es que, aveces, es una batalla en los que ganan 2 o al menos nadie pierde.-
Clʚϊɞ

Karen dijo...

"Bancarrota de emociones" Una vez pedí un préstamo, no te lo sugiero.
Bonito como poco,me ha recordado a algo que escribí hace un tiempo.
Saludos.

Anónimo dijo...

¡qué rimas, mamita!

Mariana Aran dijo...

Reina! cómo me gusta leerte. Me aburrís siendo tan reina jajaja Te abrazo Noni.

El Fantasma de Belgrano dijo...

Muchas veces, este tipo de declaraciones no hacen más que reconocer una realidad que tiene ya bastante tiempo de producida. Pero la mera declaración es un acto tan importante!

Lic. Gemido dijo...

Te declaras mujer! Bonito, insuperable.